Malos hábitos que atacan tu sistema digestivo

Es razonable pensar que el buen funcionamiento de nuestro organismo influye en nuestra salud en general. Pero ¿sabías que el buen funcionamiento de nuestro sistema digestivo influye de manera directa en el control de nuestro peso? Por ese motivo hoy vamos a recoger algunas pautas para evitar problemas en el sistema digestivo y evitar obstáculos a la hora de alcanzar un peso saludable.

Malos hábitos contra tu sistema digestivo

Antes de iniciar cualquier plan de alimentación, debemos deshacernos de los malos hábitos que influyen negativamente en nuestra digestión y entendiendo que todo más hábito en exceso hace mucho mal. Por ejemplo:

  • Fumar. El tabaco afecta a las membranas del estómago, causando gastritis y otros desórdenes digestivos. Además, incrementa el riesgo de sufrir cáncer de colon o de estómago.
  • Tomar Café. Una cantidad moderada de café estimula la producción de jugos gástricos, por lo que facilita la digestión. Sin embargo, consumir más de tres tazas al día puede causar algunos desórdenes en el sistema digestivo.
  • Bebidas con gas. El estómago de algunas personas es sensible a las bebidas con gas (gaseosas), lo que puede tener como resultado un mal funcionamiento del sistema digestivo.
  • Alcohol. El abuso de bebidas alcohólicas suele dar lugar a problemas en el páncreas, en el hígado y en el sistema digestivo en general.
  • Picante. La mayoría de estas comidas producen acidez e, incluso, pueden provocar úlceras. Especias como el eneldo o el anís, en cambio, mejoran las funciones digestivas y estimulan la digestión.
  • Medicamentos. Algunas medicinas irritan nuestro estómago. Por ello, es recomendable consultar a nuestro médico antes de iniciar cualquier tratamiento.

Ya sabes, evita los malos hábitos para tu salud en la medida de lo posible. Tu sistema digestivo y tu organismo en general lo agradecerán y será mucho más fácil iniciar un plan para mantener un peso saludable y lucir más radiante y joven.